Problemas y ejercicios de ajedrez

sábado, 4 de agosto de 2018

Problema de ajedrez 1610: Mate en 2 de Lev Ilich Loshinsky (1º Premio, Bulletin du Club Central d'Echecs d'URS 1972)

Problema de mate en 2 compuesto por Lev Ilich Loshinsky (1º Premio, Bulletin du Club Central d'Echecs d'URS 1972)

BLANCAS JUEGAN Y DAN MATE EN 2

Problema de ajedrez compuesto por Lev Ilich Loshinsky (1º Premio, Bulletin du Club Central d'Echecs d'URS 1972).
Este compositor ruso quizás pueda ser considerado como el mejor compositor de mates directos en 3 movimientos. También, en 1933, ayudó a Troitzky a escribir un libro con sus estudios.
Tema: mate en 2.

[FEN="5r2/1pR3Bn/1KP1k3/2P1p3/1p3pP1/5Q2/3Pp2p/1B1b4 w - - 0 1"]

Fin del problema ejercicio de ajedrez

7 comentarios:

Miguel Uris dijo...

El problema de este sábado corresponde, como bien señala José Luis, a un gran compositor ruso, avalado con una extensa y premiada trayectoria, de la que podría destacarse su famoso “Imán de Loshinsky”.

La obra de hoy desarrolla una muy interesante temática basada en las auto-interferencias blancas. A través de cuatro ensayos temáticos la dama y el alfil blancos plasmarán dichas interferencias. Brillante resulta el hecho de la alternancia de las interferencias realizadas por el alfil en dos de sus ensayos. Siendo una un Grimshaw y la otra del tipo Holzhausen. Es decir: en un caso actua sobre la dama como pieza de diferente marcha y en la otra de igual marcha, dependiendo el sentido de la línea que ha sido interferida. La dama también realiza dos interferencias al alfil, en otros dos ensayos, siendo estas, obviamente, en ambos casos del tipo Holzhausen.

En el juego aparente, tenemos cuatro movimientos (temáticos) negros que son respondidos con mate blanco. En el juego virtual (ensayos) estos movimientos serán las refutaciones a cuatro ensayos, merced a los efectos negativos de las interferencias blancas, antes citadas. Y por último, en el juego real, tras la clave correcta, dichas refutaciones pasarán a ser defensas recibiendo los mates previstos del juego aparente.

Una difícil y compleja estrategia, resuelta con maestría, en una posición suelta y con buena economía.

Vicente dijo...

Después de intentar diversos movimientos del Alfil y de la Dama me parece que la clave es
1.-d4

Saludos

Cesar Malambo Lozano dijo...

Concuerdo con Vicente en 1.d4, a:
1…Td8 2.Af5 #
1…Cf6 2.Af5#
1…Ab3 2.Dxb3 #
1…bxc6 2.Dxc6#
1…e4 o exd4 2.De4#

Miguel Uris dijo...

Conforme con la solución del juego real indicada por Vicente y posteriormente desarrollada por César, incluyendo todas las defensas y sus contestaciones. Si acaso, cabría añadir la amenaza. Que es 2.d5#. Con ello ya tenemos el juego real.

Comentaba Vicente sobre varias tentativas que hizo con la dama y el alfil, antes de dar con la clave correcta 1.d4!. Muy posiblemente, esos intentos son los ensayos en los que producen las diversas interferencias que mencioné en mi anterior comentario, y que conforman el juego virtual.

Faltaría por detallar dichos ensayos y sus refutaciones.

Miguel Uris dijo...

Bien, ya que nadie se anima a desmenuzar y exponer el juego aparente y el virtual, tomo el testigo.

Juego aparente:
1. ... Td8(a) 2. Af5#
1. ... Cf6(b) 2. Af5#
1. ... Ab3(c) 2. Dxb3#
1. ... bxc6(d) 2. Dxc6#

Juego virtual
1. Dd3? [2. Dd6, Dd7, Dc4#] 1. ... Td8!(a) (2.Af5#??)
1. De4? [2. Dc4, Dxe5#] 1. ... Cf6!(b) (2.Af5#??)
1. Ad3? [2. Ac4#] 1. ... Ab3!(c) (2.Dxb3#??)
1. Ae4? [2. Ad5#] 1. ... bxc6!(d) (2.Dxc6#??)

Juego real
1. d4! [2. d5#]
1. ... Td8(a) 2. Af5#
1. ... Cf6(b) 2. Af5#
1. ... Ab3(c) 2. Dxb3#
1. ... bxc6(d) 2. Dxc6#
1. ... exd4/e4 2. D(x)e4#

Obsérvese la estrategia de conjunto de esta obra.
En el juego aparente, vemos que en el planteo, ante cuatro movimientos del negro (a, b, c, d) existe una respuesta con mate.
En el juego virtual, el blanco realiza cuatro ensayos. En cada uno de ellos crea el defecto de crear una interferencia a otra pieza. En este caso, todas las interferencias son entre la dama y el alfil de casillas blancas. Y merced a dichas interferencias, el efecto negativo que producen en la posición blanca, el negro puede refutar dichos ensayos. Y curiosamente, dichas refutaciones son los movimientos del juego aparente que debido al efecto negativo de las interferencias, ya no pueden recibir los mates que estaban revistos en el planteo.

Con la clave correcta, no se produce interferencia alguna, y las cosas se mantienen como estaban en el planteo. Por lo que en el juego real reaparecen (se mantienen) los mates previstos que veíamos en el juego aparente.

Cabe resaltar las dos interferencias que realiza el alfil a la dama…, pues cada una es de un tipo. Cuando el alfil va a d3, la interferencia se produce sobre el movimiento ortogonal de la dama, es decir: de diferente marcha al alfil. Por lo que sería una interferencia del tipo Grimshaw. Sin embargo, cuando el alfil va a e4, la interferencia se produce sobre el movimiento oblicuo de la dama, es decir: de la misma marcha que el alfil. Por lo que se encuadra en el tipo Holzhausen. Luego las dos interferencias de la dama al alfil, que entorpecerán la respuesta 2.Af5#, son lógicamente ambos en diagonal, de la misma marcha, y por lo tanto interferencia del tipo Holzhausen.

Una hábil composición.

Luis Zaragozá dijo...

Muy buenas, me ha gustado mucho el problema, gracias Miguel por la extensa explicación del desarrollo del mismo pues hace apreciar realmente la belleza que encierra.
Una lástima que la clave quede tan 'cantada'. Sabemos que por respeto a la economía todo lo que hay en un problema debe ser necesario, es decir, tiene que cumplir una misión. Si nos fijamos en la función que en un principio tiene cada pieza blanca, pronto veremos que todas intervienen excepto el rey y el PBd2. Ese peón no hace nada, no quita fuga, no forma parte de una batería que con su desplazamiento abriese una línea que propiciase el mate, y no puede dar mate en la segunda jugada .. Entonces debe hacer la clave, si la hace él sí puede dar mate en la segunda jugada.
Cómo he dicho en anteriores ocasiones, para mi, la grandeza de un problema no reside especialmente en la dificultad de su resolución.
Gracias José Luis por la gran selección de los problemas que nos acercas

José Luis Pérez dijo...

A falta de la intervención del maestro Coello, el problema ya ha quedado completamente resuelto con los comentarios de Miguel Uris al que agradezco de nuevo su colaboración con este blog.



Jugar al ajedrez