Problemas y ejercicios de ajedrez

sábado, 9 de diciembre de 2017

Problema de ajedrez 1525: Mate en 2 de Jan Hartong (1° Premio, The Problemist 1927)

Problema de mate en 2 compuesto por Jan Hartong (1° Premio, The Problemist 1927)

BLANCAS JUEGAN Y DAN MATE EN 2

Problema de ajedrez compuesto por Jan Hartong (1° Premio, The Problemist 1927).
El holandés Jan Hartong fue un auténtico gigante de la composición de ajedrez. El Dr. Niemeijer escribió un interesante libro donde se compara a Hartong con otro notabilisimo compositor, Lev Loshinsky.
Tema: mate en 2.

[FEN="8/BK1p4/p4p1q/2R1NB2/1p1k2p1/2N5/n3nPp1/rrb1Rb2 w - - 0 1"]

Fin del problema ejercicio de ajedrez

8 comentarios:

jose a dijo...

Excelente y original composición, que parece compuesta para la
realización de una clave sorprendente que posibilita un buen
número de acciones sobre el rey blanco.
Me acostado mas de lo normal la localización de la clave y su amenaza,
claro que ,tal vez, esa era la intención del gran Hartong
Personalmente destacaría las tres baterías negras que quedan formadas
tras de la clave, a la que se le enfrenta una sola batería blanca.
En la parte se sus sombras, que las hay en cualquier composición,
citaría el exceso de material "Pesado" negro, cuya misión o acción
tiene un carácter muy limitado en el conjunto de la obra.
Creo que como a mi, este problema gustará y sorprenderá gratamente
al solucionista.

Saludos

Miguel Uris dijo...

Un interesante problema con una osada estrategia, de un gigante de la composición (como apunta José Luis y reitera Josea), sobre el que incluso existe un tema con su nombre (Hartong theme).

Al igual que a mi colega Josea, me ha llevado bastante tiempo el dar con la clave…, merced a lo atrevida de la misma, dado su carácter de check provocation.

El juego real queda planteado con múltiples baterías, con lo que sus variantes se desenvuelven por los caminos del check-cross (jaques cruzados). Este es un motivo técnico en el que sustentan diversos temas de composición (Bulgaria, Gerard, Garzón, Goldschmiedt, Guidelli, Holland, Larsen); sin embargo, no veo que esta obra se pueda encuadrar dentro de alguno de estos. Cabe también añadir que la solución incluye un juego de corrección negra a cargo del CNe2.

Particularmente, esta obra me ha sido de bastante agrado, dada la originalidad e intrepidez de su clave y estrategia de conjunto.

Cesar Malambo Lozano dijo...

Pues creo que la jugada es: 1.Rxa6 amenazando 2.Cb5++, a:

1…Caxc3 2.Ta5#
1..bxc3+ 2.Tb5#
1…Cexc3+ 2.Tb5#
1…Cf4+ 2. Tc4#
1…Cg3+ 2.Tc4#
1…fxe5+ 2.Tc6#

Miguel Uris dijo...

Pues sí, César, esa es la solución correcta. Muy bien.
Queda una defensa por citar (1…d5) y ordenar un poco el desarrollo del juego real. Vendría a ser el siguiente:

1. Rxa6! [2. Cb5#]
1… Ce~+ 2. Tc4#
1… Cexc3+ 2. Tb5#
1. ... fxe5+ 2. Tc6#
1. ... Caxc3+ 2. Ta5#
1. ... d5 2. Cc6#
1. ... bxc3 2. Tb5#

Como se puede apreciar, la clave habilita tres baterías negras, las cuales por efecto de descubierta de su pieza móvil posibilitan tres jaques al rey blanco. Estos jaques a su vez serán contrarrestados tapándose y a su vez descubriendo la acción del alfil blanco de a7 (ABa7), con lo que se desarrolla la estrategia de jaques cruzados que se comentaba. Resulta interesante que dicho motivo técnico resulta eficaz debido a los efectos negativos que se producen por la auto-obstrucción del negro cuando captura tanto en e5 como en c3. En la primera defensa del negro se observa que el movimiento indiscriminado del CNe2 provoca el efecto negativo de la apertura de la línea de la TBe1, con lo que se defiende al CBe5, liberando así de dicha función a la TBc5, y puede ejecutar 2.Tc4#. Esta circunstancia se corrige con el movimiento 1… Cexc3 que se refuta con 2.Tb5#, por la auto-obstrucción ya mencionada.

Es un bonito problema, con una clave difícil de descubrir, al exponer al rey blanco a tres baterías diferentes. Recuerdo haber visto algo similar en una obra de Eric M. Hassberg (1º Premio en The British Chess Magazine 1940), en la que las baterías eran del estilo Laitinen, ya que la pieza móvil en todas ellas era un peón, que también me dejó una muy buena impresión, y sobre la que detallo la posición, por si a alguien le es de interés.

Blancas: [Rb3, Db1, Te2, Tb6, Af7, Ab4, Cg4, Ce6, Pg3, Pe7, Pd7, Pb5]
Negras: [Rd5, Dh4, Te3, Tc7, Ah5, Af6, Ph3, Pg6, Pf5, Pe5, Pd3, Pc6, Pc3]

Saludos

jose a dijo...

Una vez vista la solución, se podrá entender mejor mi primer
comentario sobres las piezas"Pesadas" de las negras y su gran
inactividad, pues las únicas piezas negras que si son activas en
el desarrollo del problema son los caballos y los peones, actuando estos como pieza móvil para mostrar la autentica potencia de estas pesadas piezas que muestran todo su poder desde una considerable distancia del monarca negro, que por razones inescrutables, está obligado a morir varias veces en cada una de estas obras, y en esta mostrada ocasión el autentico culpable es su colega blanco. !Cruel destino.

Saludos

José Antonio dijo...

Después de leer el comentario de Miguel "radiografiando" la solución completa de este bellísimo problema, absolutamente nada me queda por añadir, pues ya está dicho todo y confirmo su análisis en su integridad. Lo mismo digo sobre el comentario de José Antonio, acerca de la actividad pasiva de las piezas negras, convertidas en piezas base de las baterías negras formadas tras la clave. Son las piezas móviles las que hacen la actividad, y las piezas base las que dan los jaques, respondidos con la pieza móvil de la batería blanca, con jaques cruzados.

Así que mi intervención la limitaré a comentar el problema que nos propone Miguel, que reproduce la misma idea con distinto esquema. La clave corre también a cargo del rey blanco, que se expone al fuego de tres baterías negras cuyas piezas móviles son los peones (Tema Laitinen). La clave 1.Rxc3! pasa a controlar la casilla d4, dando libertad al Ce6 para amenazar 2.Cg4# que pasa a controlar la casilla de fuga del rey negro. Los jaques al blanco producidos por los movimientos de los peones negros, tienen respuestas blancas con muy atractivos efectos estratégicos. Otro problema que rivaliza en belleza y elegancia con el de Hartong, aunque el mate tras 1...d2, no le da la batería blanca.

Saludos, Coello

José Luis Pérez dijo...

Después de los comentarios de los expertos, nada queda que añadir.

Carlos Romero dijo...

¿Puedo disentir con la mayoría de los comentaristas que, sin duda alguna, saben mucho más que yo? De ser así daré mi opinión:
En primer lugar, sí coincido con que la gran cantidad de piezas negras son un verdadero "mazacote" que afea notoriamente la composición. En segundo lugar, la posición misma (más allá que se trate -justamente- de una composición y no de una partida viva y que, eventualmente, pueda tratarse de una posición legal) resulta tan artificial y forzada que en mi opinión le resta mucha categoría. Finalmente, quisiera decir que ejemplos como estos confirman aquél pensamiento que reza: "Cuantos más problemas de esta clase conozco, más quiero los de Sam Loyd"... Saludos y buen año para todos.



Jugar al ajedrez